Una mirada especialista: cómo detectar a tiempo una patología de salud mental

Una mirada especialista: cómo detectar a tiempo una patología de salud mental

El pasado 10 de octubre, se conmemoró en todo el planeta el Día Mundial de la Salud Mental. Una fecha que lleva a preguntarse qué situaciones disminuyen el ánimo y llevan a las personas padecer depresión u otras patologías vinculadas a la psicología o psiquiatría.

¿Soledad? ¿Tristeza? ¿Incomprensión? ¿Estrés? ¿Falta de confianza en uno mismo? ¿Problemas económicos o de pareja? ¿Enfermedades de los hijos o de un ser querido? ¿Maltrato laboral? ¿Abuso sexual? Muchas causas traen consigo una carga emocional que puede desencadenar en una depresión.

“A veces, existen razones tangibles que menoscaban la salud mental. En otra ocasión, nos encontramos con depresiones endógenas, esas que surgen a través de una carga genética, vale decir, biológicas”, señala la secretaria general de Salud y Educación de La Florida, Janett Fernández.

Con todo esto y a nivel general, ¿cómo podemos detectar en nuestro entorno cercano, ya sea en el trabajo o en la familia a una persona que ve disminuida su salud mental? ¿En qué deberíamos fijarnos para prestar ayuda?

Algunas claves, entendiendo que los problemas de salud mental, alteran las emociones, los pensamientos y las conductas. A saber:

  1. Altibajos y cambios radicales de humor.
  2. Cambios en el deseo sexual.
  3. Alejamiento de las amistades y de las actividades.
  4. Exceso de enojo, hostilidad o violencia.
  5. Pensamiento suicida.
  6. Preocupaciones o miedos excesivos o sentimientos intensos de culpa.
  7. Problemas con el uso de alcohol o drogas.
  8. Desconexión de la realidad (delirio), paranoia o alucinaciones
  9. Incapacidad para lidiar con los problemas o las actividades diarias.
  10. Tristeza por más de 2 semanas.

La referente técnico de Salud Mental de la Corporación Municipal de La Florida, Nicole Saint-Jean, recomienda hacer la diferencia entre niños, adolescentes y adultos a la hora de sopesar una patología mental, ya que los más pequeños, no tienen las herramientas para detectar qué les pasa. “Somos los adultos los que debemos interpretar si los niños o adolescentes, están iniciando algún trastorno emocional, por ejemplo”. Luego, precisa que “hay que considerar que cada persona es única y los papás deberían conocer las fortalezas y saber el comportamiento habitual de su niño”, afirma Saint-Jean.

Por consiguiente, ante algún cambio en el sueño o pérdida de interés, además de un retraimiento o cancelación de actividades, Saint-Jean comenta que “son señales, por separado, que no dan cuenta de un trastorno, pero lo que va a hacer tajante en esto, es la repetición y un cambio de conducta que repercute a nivel familiar, social e individual”.

Ciertamente, por el lado de los adultos, si bien tienen formas de saber mirar y detenerse en sus pensamientos, la especialista señala que uno debiera entender si sentimos angustia sin motivo aparente, vale decir, por si ocurre algún hecho por estrés, preocupaciones o sentir tristeza, un sentimiento que podría darse y quedarse en una persona por más tiempo que lo normal. “Dos o tres síntomas, lleva a estar alerta para consultar”, indica Saint-Jean.

Psicólogos, médicos generales y trabajadores sociales en los Cesfam, forman parte de los profesionales en el nivel de la atención primaria. Asimismo, desde la Corporación de Salud de La Florida, cuentan con el Centro de Salud Mental, que atiende patologías de complejidad mayor, que son vistas por especialistas.

Además, existe el programa de Salud Integral Escolar y el Hospital de Día Alsino, para tratar patologías duales de alcohol y drogadicción. Una red de atención oportuna y rápida para abordar la salud mental en la población de La Florida.

Facebook
YouTube
Instagram
Tiktok